viernes, 17 de abril de 2009

EL 34 b

Cierto. El que sabe de mejoras, siempre se da el lujo de empeorar las cosas. Vaya a saber la muchedumbre lo que es vivir debajo de las olas.

Estoy mutando para seguir viviendo.

En el cuento, de lastre, en la carta, de sobre. No hay talento persiguiendo paja. Ni brujas coloniales de besos demenciales.

No hay nada.

Aquí las ninfas se hacen prisa con los genios serios, las letritas pulcras y los almacenes.

“Tengo un litro de helado en mis manos…¡Y no dudaré en usarlo!”

¿Así?

No, no. No puedes hacerme de peluche.

La lengua filosa, éxito de los volcanes, orgullo de los liberales. La maldita necia que se traga sola. Cielos, casi estoy sintiendo que llega la DIGNIDAD.

¡Ah, pero que ocurrente!

¡Feliz cumpleaños perra del infierno! ¡Una vez más te atascaste con el Universo!

Escrito por Erika Molina Prado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sea cuidadoso con la ortografía,breve y directo.